Obsesionado

A veces hay temas que salen como un tiro.

Así ocurrió con Obsesionado, tenía la letra, te vienen unos acordes… y a grabar.
Así sonaba la primera toma «encajando» melodía y letra.

En la toma final, conservo las guitarras, cambio el bajo, añado la voz principal grabada dos veces para conseguir un efecto de doblez, algunos coros, solos de guitarra en medio y al final, un poco de mezcla y este es el resultado.
Obsesionado, toma final.

Deja una respuesta